¿Vivir más y mejor?

0
5 (100%) 1 vote

Aquí están los diez secretos más importantes. Los investigadores Howard S. Friedman y Leslie R. Martin publicaron los resultados del «Proyecto de Longevidad», una investigación iniciada en 1921 por el psicólogo Lewis Terman.

Quien decidió perseguir el secreto de la larga vida al examinar las respuestas de 1.500 estadounidenses seguidos por la escuela en adelante. Para toda la vida.

Aquí están los secretos de la longevidad según su estudio:

Vivir mucho y trabajar mejor: contrario a la creencia popular, trabajar duro no daña la salud; los que están muy motivados, los que aman el trabajo que realizan, los que son serios, los que tienen éxito y se hacen realidad, viven aún más. Muchos análisis estadísticos muestran que aquellos que han trabajado duro en su trabajo han tenido una vida más larga (y más satisfactoria).

¿Y el estrés entonces? Dentro de ciertos límites, en sí mismo no es un factor negativo para la salud. Se vuelve así cuando se combina con un trabajo insatisfactorio, donde la persona no se da cuenta de sí misma pero, por el contrario, se siente frustrada.

Conciencia y motivación: las personas más motivadas, más interesadas en la vida, más ambiciosas, con proyectos y sueños por realizar, viven mejor y más tiempo, así como aquellos que viven con conciencia, con conciencia, porque tienden a tener Más vida equilibrada, con menos excesos y peligros.

Relaciones estables y seguras: especialmente para los hombres, el estudio sobre la longevidad indica que aquellos que están felizmente casados ​​y han elegido casarse con convicción viven más que aquellos que están separados o viven solos. Para las mujeres, este factor parece tener menos impacto en su capacidad de tener una vida social satisfactoria incluso en ausencia de una relación estable.

No es casualidad que los hombres viudos sobrevivan menos que las mujeres viudas, que de alguna manera logran reconstruir mejor una nueva vida.

2Vida sexual: en línea con lo que se acaba de decir, el estudio, que consideró a 672 mujeres en sus hábitos, muestra que aquellos que han tenido relaciones sexuales satisfactorias han vivido más tiempo. Esto también se aplica a los hombres. La sexualidad, la salud y la longevidad son, por lo tanto, factores estrechamente relacionados, e incluso si el estudio no puede explicar la razón, es indudable que una vida sexual activa (incluso más de 60 años) y satisfactoria es un predictor de una larga (y agradable) vida.

La escuela: aunque un buen nivel de educación generalmente conduce a un estilo de vida más saludable, el sorprendente descubrimiento de este estudio es que los primeros niños, es decir, que comenzaron la escuela a los 5 años, en promedio, vivieron menos años. Aquí tampoco hay explicaciones sobre el tema, pero no hay duda de que estos primeros niños que quemaron las etapas de la escuela se embarcaron en caminos de vida menos saludables y murieron antes.

Equilibrio emocional: por lo general, se espera que el optimista viva más tiempo que el pesimista, y esto es generalmente cierto, pero un optimismo excesivo, siempre esperando que el mejor convencido de que lo peor solo le sucede a los demás (los pesimistas) reduce la capacidad de enfrentar los momentos difíciles.

Ejercicio físico: hacer deporte, moverse activamente, es ciertamente bueno para su salud, pero si los atletas o los atletas activos como jóvenes se han convertido en adultos sedentarios y ancianos, todos los beneficios se han perdido. Lo que importa sobre todo es permanecer activo desde los 40 años en adelante.

Otro hecho importante que surgió de la investigación es que no cuenta tanto la intensidad de la actividad, sino el placer que uno tiene al realizarla. La actividad física diaria moderada, realizada durante toda la vida, es un factor decisivo para la salud y la longevidad.

Amar y ser amado. En general, se cree que las personas amadas por alguien viven mejor y más saludables. Esto es en parte cierto. La investigación ha demostrado que amarse y dedicarse a los demás es un factor decididamente más incisivo en esta dirección. Una vida social saludable, basada en el altruismo, en experiencias como el voluntariado y el cuidado de los demás, tiene un mayor impacto que cuidar de uno mismo.

De la vida, y cuando llegan, la persona experimenta un estrés emocional excesivo.

Relájese: Woody Allen dijo: «Si quieres vivir como un centenario, renuncias a todas las cosas que te dan ganas de vivir hasta cien años». Tener expectativas demasiado altas que no se alcanzan crea frustración e insatisfacción. Especialmente aquellos que desean estar saludables, dejar de fumar, perder peso, etc., tiende a forzarse en lugar de relajarse y aceptar el hecho de que la vida a menudo requiere más tiempo y métodos de los que se ha propuesto. Saber cómo relajarse en estas situaciones ciertamente conduce a una vida más serena y más larga.

Nutrición: las modas modernas para la salud tienden a centrarse en factores individuales, como Omega-3, vitamina C, calcio, antioxidantes, etc., que recomiendan productos como integra toros, etc., pero esto no es suficiente para vivir de manera saludable; lo que importa es tener un estilo de vida saludable, un modelo de alimentación que tenga los puntos clave en la variedad de alimentos y en su estacionalidad. La investigación también ha demostrado otro hecho fundamental

tor: comiendo moderadamente. Los investigadores incluso recomiendan dejar parte de la comida en el plato, solo para reducir las calorías y la pesadez que trae demasiada comida. Esta contención ayuda a envejecer más lentamente.

Conclusiones: estas investigaciones modernas, que a menudo se presentan como revolucionarias o innovadoras, en realidad no hacen más que confirmar lo que el hombre ha sabido durante milenios: un estilo de vida moderado y equilibrado es el mejor elixir de la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here